Federico Noziglia en G+

Un compuesto muy inestable

El triyoduro de nitrógeno puede llegar a ser uno de los químicos creados en laboratorio más volatil de todos, y explosivo, como verás. Cuando se encuentra en estado seco, el simple roce de una pluma es capaz de provocar una tremenda explosión. Su inestablidad es tan extrema que si se acumula en determinada cantidad explota por efecto de su propio peso. Esto impide cualquier uso comercial o militar ya que, a diferencia de la nitroglicerina, no existe ninguna solución que permita transportarlo o manejarlo con seguridad.

La propia composición del NI3 es tan volátil que, según la Wikipedia, su análisis ha requerido “heroicos esfuerzos” por parte de los químicos que lo han estudiado. Para formarlo basta mezclar yodo con amoníaco y dejarlo secar: una vez filtrado, el precipitado resultante es un polvo negro que puede explotar al menor soplo de aire.

Google+ Comentarios