19 Remedios caseros peligrosos que se usaban 100 años atrás

Hace 100 años atrás la medicina no contaba con los inmensos progresos que goza en la actualidad siendo esa la razón por la cual surgían recetas caseras o sugerencias médicas para distintas dolencias que eran realmente peligrosas. En la lista que te presento a continuación vas a encontrar  un total de 19 remedios caseros peligrosos que se usaban hace por lo menos 100 años para que tengas una idea de lo que primaba en esas épocas.

remedios caseros peligrosos

Foto: web

Importante: los remedios caseros citados en la lista no son para nada saludables ni eficaces. Ténganlo en cuenta y no los prueben.

Remedios caseros de hace 100 años

1. Fumar hojas de gordolobo exhalando el humo por la naríz e insertar a través de una jeringa tres veces al día una mezcla de ácido bórico y agua en las fosas nasales. Como complemento y haciéndolo frecuentemente inhalar una mezcla de amoniaco, yodo y ácido carbólico. Esta peligrosa receta para descongestionar la naríz y aliviar la picazón en la garganta dió lugar a una demanda por negligencia médica.

2. Alternativa para aliviar la naríz tapada: un spray basado en una solución de cocaína.

3. Para frenar el sangrado de la naríz se recomendaba remover de la tierra un hongo de la familia “Funji” llamado “Puffball” y ponerlo sobre la naríz durante un rato.

4. Aplicar hielo o paños fríos en el cuello o la columna vertebral como opción alternativa para frenar el sangrado nasal. Todo esto había que hacerlo levantando los brazos.

En caso que la hemorragia fuese extrema se recurría a poner hielo en el escroto o en los pechos inyectando simultáneamente agua salada en las fosas nasales.

5. Media pinta de aceite de oliva, media pinta de amoníaco, un huevo y media pinta de trementina eran la base de un remedio para el dolor de garganta. Estos cuatro componentes debían mezclarse y aplicárselos frotando el cuello hasta formar una ampolla.

Una vez que la ampolla se formaba había que limpiar y aplicar crema fría.

6. Cocaína mezclada con agua tibia y un poco de aceite de oliva para el dolor de garganta. La mezcla de los tres componentes debía frotarse sobre el cuello hasta que el mismo quede pintado.

7. En 1900 cuando un bebé tosía espasmódicamente se recomendabe una cucharada de azúcar con algunas gotas de kerosene. El objetivo era hacer vomitar al niño.

8. Remedios caseros para el asma: inhalar cloroformo, fumar salitre o el humo que sale del café. Como otra alternativa se sugería fumar cigarrillos de estrasmonio.

9. Para los parásitos se consideraba eficaz ingerir dos dosis de una mezcla que contenía media onza de aceite de ricino y 15 gotas de trementina.

10. Para la pérdida del cabello la sugerencia era hacer un té de salvia, mezclado con whisky. Luego se debía tomar un sorbo de esa mezcla y añadir un poco de quinina a la taza para rociarlo sobre el cuero cabelludo.

• También lee: 15 Consejos para evitar y prevenir el acné

11. Alternativa para la pérdida del cabello: Frotar una mezcla de aceite de almendras, extracto de romero, vino, agua destilada, y bicloruro de mercurio en el cuero cabelludo cada mañana antes de que el pelo nuevo florezca.

12. Para los eccemas la receta específica consistía en aplicar sobre la herida una mezcla de láudano y azúcar de plomo.

13. Para la piel seca: una crema humectante 😉 No en realidad no existían cremas como las actuales obviamente sino que se aconsejaba poner unas cucharadas de crema agría sobre una franela, enterrarla en tierra oscura y fresca para luego dejarla ahí toda la noche.

El siguiente paso sería retirar la franela de la tierra, durante la mañana siguiente, y aplicar la crema enriquecida sobre la piel.

14. Para los piojos: aplicar kerosene puro teniendo precaución en las partes irritadas del cuero cabelludo. Este es uno de esos típicos remedios caseros usados por nuestros abuelos ¿Lo sintieron nombrar alguna vez?

15. El ungüento azul compuesto por un 20% de mercurio era recomendado para los piojos del cuerpo. Su aplicación debía repetirse varias veces al día.

16. Para la Tinea, que es una infección del cuero cabelludo causada por hongos, la cura podía estar mezclando un poco de pólvora con vinagre para formar una pasta espesa que debía aplicarse varías veces por día.

17. Mezclar manteca y Cannabis Indica, era ilegal en muchas ciudades de los Estados Unidos, para combatir el acné.

18. Quemaduras solares: mezclar harina de maíz con harina de avena en partes iguales y verter la mezcla en una copa de carbonato de plomo. Aplicar el polvo sobre las partes que recibieron quemaduras del sol.

19. Remedios caseros para las Aftas: jugo de tomate, frotar la mitad de un limón sobre el área a curar, enjuagarse con vinagre, ácido bórico, bicarbonato de sodio o directamente frotar un trozo de piel de pollo cruda sobre la herida hasta que cese el dolor.

[Vía]

¿Conocías algunos de estos remedios caseros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *