Preocupación: una cualidad de las personas inteligentes

Según un estudio neurocientífico realizado por el Downstate Medical Center de la Universidad de New York, la inteligencia y la preocupación se relacionan por vía de la falta o escasez de colina, componente esencial para la mielinización de los tejidos nerviosos, en la sustancia blanca subcortical del cerebro.

Imágen Graur razvan ionut

La preocupación, de sobremanera, es un comportamiento de tipo negativo en las personas. Por otro lado, y todo lo contrario, la inteligencia es un aspecto positivo de los seres humanos. Entonces según Jeremy Coplan, coautor del trabajo, cierto grado de preocupación ayuda a las especies a evitar algunos peligros dejando de lado el riego y aumentando así las probabilidades de vivir, siendo este uno de los beneficios de la preocupación.

El resultado arrojaría que tanto preocupación como inteligencia aportan cosas positivas. Según el estudio los pacientes analizados, que disponían de un alto coeficiente intelectual, estaban asociados a mayores niveles de preocupación, cosa que en pacientes sanos o sin trastornos de ansiedad no se observó.

¿Qué opinas? Te leemos en comentarios.

Vía Muy Interesante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *