Plasma de 1 millón de grados puede fluir por la galaxia

La Vía Láctea se considera una vasta región perforada con aisladas nubes calientes y cúmulos estelares. Aunque gran parte de este espacio es vacío y frío, los investigadores han descubierto recientemente el fenómeno de canalización del plasma caliente. El flujo del plasma puede canalizarse de una región a otra a través del espacio vacío, conectando las de otra forma aisladas nubes y cúmulos a través de la galaxia.

plasma.JPG

Han observado recientemente el fenómeno del flujo del plasmas por primera vez en la Nebulosa de Orión. Basándose en las imágenes tomadas con un satélite de rayos-X conocido como XMM-Newton, observaron la existencia de un plasma de un millón de grados fluyendo desde la nebulosa hacia el adyacente medio interestelar, y más tarde a la superburbuja cercana de Eridanus.

“Aunque ha habido un modelo teórico que predecía que las burbujas de gas caliente expulsada por sólo una estrella masiva, pero no fueron detectadas hasta que encontramos la confirmación en la Nebulosa de Orión”, dijo Güdel a PhysOrg.com. “No lo buscábamos – en realidad encontramos esta difusa emisión por suerte mientras observábamos al conjunto de fuentes de puntos estelares de rayos-X en ese área. Dado que anteriores investigaciones no habían informado de emisiones difusas de rayos-X de tales regiones de formación estelar sino que argumentaban contra su presencia, estábamos muy sorprendidos de encontrar una emisión tan prominente a lo largo de grandes regiones de la nebulosa”.

La Nebulosa de Orión alberga varios miles de estrellas jóvenes (menos de unos pocos millones de años de antigüedad), y casi cada una de estas estrellas emite rayos-X vigorosamente. Las cámaras del satélite observaron las estrellas de rayos-X, pero también registraron una emisión separada más débil en las partes extendidas de la nebulosa. En la investigación del espectro de esta emisión, los científicos descubrieron que la energía indicaba un plasma de un millón de grados. Un denso velo de gas neutral probablemente ocultó el plasma caliente en observaciones anteriores, tales como las realizadas por el Observatorio de rayos-X Chandra, el cual no detectó nada.

No sólo los investigadores descubrieron un nuevo fenómeno, sino que creen que saben las causas del plasma supercaliente a gran escala. Como explican los científicos, la energía requerida para calentar tal monstruosa cantidad de gas es “severa”. Las estrellas jóvenes de la Nebulosa de Orión no parecen capaces de albergar tal estructura energética caliente.

Pero lo investigadores creen que la suficiente energía podría llegar de los vientos de alta velocidad emitidos por las estrellas en la región densa de la nebulosa conocida como Trapecio – un pequeño grupo de estrellas masivas que son casi por completo responsables de la luz óptica que vemos de la Nebulosa de Orión. Los vientos de las estrellas del Trapecio colisionan con el gas de los alrededores y podrían generar suficiente energía cinética para crear ondas de choque que calienten el gas a millones de grados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *