Mansión permanece cerrada más de un siglo y es abierta

Cuando el francés Louis Mantin murió en 1905 ordenó sellar su casa durante un siglo y después abrirla como museo. De esta forma la casa se convierte en una cápsula del tiempo que vale la pena visitar, que piensan?

La mansión francesa, situada en la localidad de Moulins, está llena de artefactos y piezas que Mantin fue guardando a lo largo de su vida, entre pinturas, tapices, piedras prehistóricas, reliquias egipcias y otras piezas de las épocas medieval y Neolítica.

Antes de abrila como un museo hubo que adaptarla y para eso se necesitaron 3.5 millones de Euros.

Según su propia voluntad Mantin quería que la gente de Moulins pueda ver lo que era la vida de un caballero culto de su tiempo y fueobsesión por el paso del tiempo lo que lo llevó a tomar esta decisión.

Interesante verdad?

Visto en Gizmodo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *