Los monos pueden mover y sentir objetos virtuales usando su mente

El neurocientífico Miguel Nicolelis de la Duke University, en Carolina del Norte, es parte del grupo creador de las llamadas interfaces cerebro-máquina. Este científico habla de una trampa que estos sistemas tienen y de un proyecto que podrá ayudar a mejorar la calidad de vida de muchas personas.

El inconveniente o trampa que se percibe es que nadie aún ha logrado cerrar el círculo entre controlar una extremidad y sentir un contacto físico.

Por lo tanto el grupo de investigadores tomó la decisión de crear lo que sería una interfaz “cerebro-máquina-cerebro” a través de un sistema virtual. Para llevar adelante el experimento implantaron dos electrodos en el cerebro de un mono: uno en el centro del control motor y otro en la corteza somatosensorial que procesa la sensación de contacto físico de la mano izquierda.

De esta forma con el primer grupo de electrodos implantados el mono pudo controlar un “brazo virtual” en la pantalla de una computadora y así mover unos discos virtuales de distintas texturas. El segundo grupo de electrodos enviaba pulsos eléctricos al centro del tacto en su cerebro (los pulsos de baja frecuencia representaban texturas asperas mientras que los de alta frecuencia una textura fina)

Lo interesante de la investigación es que el mono aprendió a distinguir la diferencia ,y en tán sólo cuatro sesiones, e incluso cuando los discos eran cambiados de posición.

Sin duda estamos ante el avance de una tecnología que en el futuro ayudará a miles de personas a lo largo y ancho del mundo. Su aplicación en personas con problemas motrices será de una gran relevancia.

¿Qué opinas?

Vía Wired

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *