La memoria aveces miente

Por Federico Noziglia

Las memorias y recuerdos del pasado, quizá sean lo más importante que nos deja la vida. Pero puede que sean falsos, ya que el cerebro nos engaña guardando información erronea.

Hace bastante tiempo se descubrió que recordar algo, cambia la  naturaleza del mismo recuerdo. Lo denominado “reconsolidación de la memoria”. Freud se dió cuenta del fenómeno y lo llamó “retroactividad”.

Podemos comparar nuestra memoria con el dísco rígido de la PC. Cada vez que se abre un recuerdo (un archivo), lo modificamos un poco y en vez de que el cerebro clickee el botón de “Guardar”, en realidad lo guarda poniendo, “Guardar Como”. Luego de varias veces que ocurre ésto, los recuerdos se van modificando tanto, que ya no se parecen a lo que fueron en realidad.

Por eso, cuando hablamos con alguien que nos cuenta recuerdos, a la vez nos está diciendo mucho sobre sí mismo, por que la memoria se modifica dependiendo del estado anímico de la persona, de sus fobias, fantasías y de sus deseos.

Hace poco se realizó otro estudio que es más escalofriante aún, descubriendo que la falta de sueño puede modificarlos aún más. Para descubrirlo hicieron un experimento obligando a personas a permanecer despiertas por 44 horas, llegando a la conclusión que los que durmieron mejor. tenían memorias más exactas que los anteriores En cuanto a las buenas noticias: Tomar café mejora la precisión de la memoria. Así que la cafeína es el suero de la verdad.

Tecnoculto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *