Historia de la Copa América: El espectador héroe

Corría el año 1916 y se desarrollaba la primera edición de la Copa América. El seleccionado argentino se disponía a jugar el segundo encuentro del certamen ante el equipo de Brasil luego de una cómoda victoria ante Chile por 6 goles contra 1.

El 10 de julio de ese mismo año un evento sin precedentes ocurrió debido a la falta de un jugador en el equipo albiceleste. Alberto Ohaco, gran figura en el partido ante Chile e histórico goleador de Racing de Avellaneda, no pudo llegar a tiempo al partido ante Brasil y ante la falta de un jugador y la negativa de un ex seleccionado se tuvo que tomar una decisión increíble: Llamar a un espectador de la tribuna para que cubra el puesto vacante.

Jose Laguna, delantero de Huracan, estaba presenciando el partido desde la tribuna y fue convocado para formar parte del equipo. La respuesta no se hizo esperar y este heroíco jugador-espectador se vistió para la gran ocasión.

El dato relevante: la selección argentina abrió el marcador a los 10 minutos del primer tiempo, ante más de 15000 personas en el estadio de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, con un remate de ¿adivinen quién? De Jose Laguna si! El partido finalmente terminó empatado en un tanto y los argentinos pudieron cumplir con el cronograma.

Curioso verdad? En el blog también podés encontrar algunas otras curiosidades del fútbol.

Vía PlayFútbol

Imágen: en Infobae PlayFutbol por crédito de Historia de la Copa América.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *