El libro que si no lo lees desaparece

Bautizado como “El Libro que no puede esperar“, como su nombre lo indica, debe ser leído en menos de dos meses para que no “desaparezca”. Pasados los 60 días la tinta se habrá borrado y las hojas quedarán en blanco ( se transformará en algo así como un talonario para anotaciones)

También te invitamos a leer El Chingonario: Diferentes usos del verbo chingar

Vía Microsiervos

¿Qué opinas? ¿Te gusta el concepto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *