Cuando el destino nos alcance (Soylent green)

Cuando el destino nos alcance (Soylent Verde) nos ubica en el año 2022. La ciudad de Nueva York está habitada por más de 40.000.000 de habitantes, separada entre una minoría que vive cómodamente y una mayoría hacinada en calles y edificios donde malvive con agua en garrafas y un producto comestible llamado Soylent red y soylent yellow. El mundo está hipercontaminado, caliente y ha agotado sus recursos, la población no tiene acceso a ningún otro tipo de alimentación, formación o cultura y solo algunos privilegiados pueden disponer de algunas verduras o trozos de carne. (¿Seguros de que es en el futuro)

Robert Thorn (Charlton Heston) vive con su amigo Sol Roth (Edward G. Robinson) el cual sólo habla de cuando el mundo era habitable. Thorn, policía de Nueva York, se ve envuelto en la resolución del caso del asesinato de uno de los principales accionistas de Soylent, que ha muerto golpeado en su casa.

Es cuando aparece un producto que da nombre a la película, el Soylent Green es el nuevo alimento sacado al mercado que anuncian según dicen, se produce con soja asiática. (Pobres ilusos)

El seguimiento de las pistas se vuelve difícil entre una trama que elimina toda posible búsqueda de la verdad, un ambiente espeso y desesperanzado hace más y más asfixiante el desarrollo de la película. Tras encontrar pruebas contundentes de “una verdad incomoda”, Sol Roth decide su propia eutanasia en un sitio llamado El Hogar, el cual recrea el mundo como era en su época de juventud mientras muere y solo acierta a decir a Thorn que siga su cuerpo como pista antes de desaparecer. El seguimiento de su cadáver ofrece a Thorn el destino real de todos los cuerpos que no es otro que acabar procesados para convertirse en Soylent Green, el final de la película solo evidencia esa situación sin poder ofrecer ninguna solución a lo que ya se ha generado.

La película ofrece una apocalíptica visión sobre el calentamiento global y sobre la superpoblación que afecta a todo el planeta, a tal grado como ya se menciono de comerse a los muertos. (Sálvanos Al Gore)

La escena a tomar en cuenta: Cuando Thorn y Roth disfrutan de una suculenta comida como no la habían tenido en décadas. La cual por cierto no estaba incluida en el guión original, pero quedó tan espectacularmente desarrollada que es incluso el momento cumbre antes del clímax principal.

En muchas series de televisión y en películas se hace referencia a este hecho, de que el Soylent verde son personas. El que más me agrada es cuando Homero Simpson acude con Bart, en su futuro, a ver la película del Tom y Dali; Homero pide Soylent Verde en la confitería del cine.

Esta cinta está basada en el libro: Hagan sitio, Hagan Sitio de Harri Harrison. Por cierto, desde que la vi, siempre quise tener un reloj marca Omega. Este mismo reloj hace referencia a Omega Man, película en la que Heston tambien es el protagonista y en la que se trata por igual el tema del mundo distópico. En ambos casos se trata de reflejar que estamos en la última etapa de la civilización.

Francisco Hernandez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *