Cosas de la vida cotidiana que son radiactivas y seguro no lo sabías

Todos conocemos muy bien cuales son las cosas que producen radiactividad y somos concientes de muchos de sus riesgos. Por ejemplo las plantas nucleares, las bombas atómicas y algunos lugares del planeta que han sido contaminados por problemas sucedidos en centrales atómicas. Sin embargo no conocemos que muchos de los objetos que utilizamos en nuestra vida cotidiana son radiactivos.

Bananas

En este lista conocelos y sorprendete como yo. La mayor parte de ellos no son un riesgo para la salud humana. También lee: 7 Cosas para tener en cuenta ante eventos nucleares.

7 Cosas radiactivas que seguro no conocías

1. Las piedras de los gatos: los residuos de la caja donde los gatos hacen sus necesidades son una fuente de radiación en los hogares. Esto se debe a que uno de los componentes de las piedras que absorben la orina gatuna es la arcilla bentonita, cuyos granos en muchos casos podrían alojar restos de uranio o torio.

Si tenemos en cuenta que miles de millones de toneladas de este elemento son desechadas anualmente en todo el mundo, podríamos estar frente a un potencial riesgo debido a la contaminación de las aguas subterráneas.

2. Nueces de Brasil: este tipo de nueces es uno de los elementos más radiactivos del mundo. Su ingesta en cantidades importantes podría hacer que la orina y el excremento contengan altas dosis de radiación.

Nueces de Brasil

Su excesiva radiactividad se da por las raíces del árbol que crecen tan profundo en la tierra que absorben niveles masivos de radio, una fuente natural de radiación.

3. Señales de salida: esas señales tan comunes en escuelas, bailables y lugares públicos se mantienen iluminadas constantemente y ante cortes de luz mantienen sin inconvenientes su energía ¿Cómo se mantienen encendidas? un isotopo radiactivo del hidrógeno llamado Tritio contenido dentro de la señal es la fuente de energía.

señales

4. Cigarrillos: muchos cigarrillos contienen en su fórmula polonio-210 y plomo-210. Estos materiales sobreviven en las hojas de tabaco luego de todo el proceso de producción de los cigarrillos y se liberan en el aire en forma de vapor cuando el cigarrillo está encendido y es  inhalado por quién lo esta fumando.

Otro dato más para tener en cuenta sobre los riesgos del tabaco y del porque hay que dejar de fumar.

5. El papel brillante de las revistas: este tipo de papel vende más, se ve mejor y es mucho más atractivo a los fines de la lectura. Sin embargo contiene Caolín, una arcilla blanca  que genera el efecto brilloso y puede llegar a contener torio y uranio al igual que las piedras gatunas.

Aunque no es para nada peligroso, púes los contenidos son ínfimos y en algunos casos nulos, es siempre bueno conocer algo más sobre la composición de los objetos cotidianos que andan dando vueltas por la casa.

6. Cerámica antigua: la porcelana antigua, la de los jarrones y pocillos de la abuela, podría ser una fuente de fuga de plomo (y no solo eso) Muchos artículos de cerámica producidos antes de 1960, principalmente aquellos con un color naranja o rojizo de contienen altos niveles de uranio, componente que ayuda a generar ese color tan particular. Atenti!

7. Bananas: si, leíste bien las bananas contienen muy pequeñas dosis de radiación y eso es parte de su código genético. Sin embargo no hay de que preocuparse ya que es necesario ingerir 5 millones de bananas para sufrir algún efecto nocivo derivado de la radiación.

Por otro lado si querés asombrarte más esta radiación es detectable por los contadores Geiger.

¿Qué opinas? ¿Lo sabías?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *