Cómo fotografiar a los niños

Los niños se pasan el día jugando, corriendo y experimentando cosas nuevas todo su día. Si te armas de tu cámara y esperas el momento adecuado, obtendrás imágenes increíbles de tus hijos. No tiene es que esperar a que llegue un evento especial para tomar esa foto sensacional; cada día sirve para descubrir momentos fantásticos para fotografiar.

fotoninios.JPG

Paciencia mi pequeño saltamontes. La paciencia es la clave al fotografiar a los niños; no pienses que a la primera toma la foto será perfecta. Espera el momento adecuado y cuando llegue dispara tantas fotos como puedas. Transfiere las fotos al ordenador, elige y retoca las que más te gusten para ser impresas.

Toma las imágenes a la altura de los ojos. Debido a la diferencia de nuestra altura respecto a la de los niños es común que lo que sobresalga en esa imágenes sea la parte superior de la cabeza; creando un efecto de desproporción. Lo que más atrae en las fotos de personas son los ojos, así que siéntate en el suelo, en una silla o arrodíllate para alcanzar la misma altura de los pequeños para lograr un efecto natural.

No los presiones. Procura no dar muchas indicaciones al tomar las fotos, ya que al presionarlos los puedes hacer enfadar o los colocaras en una situación de tensión. Lo mejor que puedes hacer es tomar esas fotos en sus actividades cotidianas y sin interrumpir.

Incluye a otros niños. No seas un padre aprensivo y egoísta, incluye en las fotos a sus amigos, a sus primos o sus compañeros de escuela. Con el tiempo esas imágenes se convertirán recuerdos que atesoraran juntos y les servirá para estrechar sus lazos afectivos.

Aproxímate. Con el zoom óptico acerca la toma lo más posible, con estas fotos producirás sentimientos profundos en el espectador. Olvídate de utilizar el zoom digital ya que puedes estropear la imágen; puedes realizar el acercamiento en el ordenador, lo que te permitirá elegir con calma lo que quieres mostrar.

Cuida el enfoque. En la mayoría de las cámaras digitales el enfoque es automático y ocasiona que algunas imágenes se vean borrosas al haber varias personas en el encuadre. Bloquea el enfoque apuntando hacia uno de los individuos, oprime el obturador a la mitad, coloca nuevamente la toma en la posición que deseas y termina por presionar el botón. De esta forma la imagen estará nítida.

Regálales una cámara a los niños. Con el abaratamiento de las cámaras digitales, es factible regalarles a los niños una cámara con la que pueden capturar ellos mismos su mundo. Enséñales las reglas básicas y permite que ellos mismos encuentren su estilo. Transfiere después las imágenes al ordenador y analícenlas juntos. El tiempo de calidad que les dediques, aunando al aprendizaje, harán ese momento familiar útil y agradable.

Desplace al sujeto del centro de la toma. La famosa regla de los tercios se puede resumir en que no coloques a tu sujeto en el centro, ya que es más interesante a los ojos que los objetos estén un poco desplazados. Inténtalo, pero no es necesario que sea siempre de esta manera.

Tienes algún consejo que desees compartir para enriquecer este artículo, el correo de contacto es: pulsodigital@gmail.com. Y si ha sido de tu agrado y quieres recibir lo nuevo que se publique, te puedes inscribir en los enlaces que se ofrecen en ésta página.

Autor: Francisco Hernandez

Pulso Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *