Celulares: De Instrumento Para Manoteo a Incentivo de Aprendizaje

En la era de la movilidad y la constante presencia digital, es normal que las escuelas y universidades trasciendan sus muros para impartir conocimiento donde quiera que los estudiantes se encuentren y que además lo hagan atractivo.

Por ello, el uso de canales de mensajería instantánea como BBM o la convergencia de grupos de trabajo y apoyo en redes sociales hayan ayudado a los estudiantes a hacer más productivo su tiempo de estudio, así como incentivado el autoaprendizaje.

A pesar de que muchos padres se preocupan por el uso desaforado que sus hijos le dan a sus teléfonos celulares, un estudio realizado en México demostró que cuando bien manejado el tiempo, el temer un Smartphone puede tener un impacto positivo en el desempeño académico de los jóvenes.

El estudio realizado por ITESM (Instituto  Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey) se hizo con  5500 estudiantes de primer año, a quienes fueron entregados teléfonos  BlackBerry.  Durante el curso del año los departamentos académicos se aseguraron de integrar  y maximizar el uso del teléfono en sus actividades.

Los resultados fueron reveladores. La mayoría de los estudiantes encontró que su rendimiento mejoró pues era más fácil comunicarse con compañeros y profesores. Además notaron que el tiempo dedicado a estudiar se hizo más productivo y eficiente el tiempo, pues tenían el apoyo de profesores y compañeros cuando lo necesitaban, es decir no se quedaban anclados en dudas: tenían presencia en el aula virtual.

Si bien es cierto que se ha demostrado que adolescentes usan sus teléfonos celulares para jugar bromas a profesores o compañeros de clase y que algunas veces hasta llegan a publicar imagines vergonzosas que conducen a la matonería, también lo es, que canalizado y monitoreado por padres y profesores, su uso puede ser beneficioso para los jóvenes.

Recursos:
http://www.4gamericas.org/documents/RIM%20ITESM_BCS_01.pdf

Foto: Kiwanja-Kenya http://www.flickr.com/photos/kiwanja/3169430237/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *