Cazador de alienígenas cuenta sus secretos a la National Geographic

Podríamos detectar un móvil sonando en la superficie de Júpiter”. Seth Shostak, es una de las personas que busca vida en otros planetas, y trabaja en el programa SETI, quien dice que uno de los mayores observatorios, el de Arecibo, es como una lata enganchada a un hilo de 100 trillones de kilómetros, que puede detectar señales emitidas desde lo más profundo del universo.

Ahora, éste hombre, Shostak  saco un libro denominado “Confesiones de un cazador de alienígenas”, en el que cuenta cosas realmente locas y extrañas vistas por él en sus largos años de experiencia ¿Existe vida allá fuera? ¿Cómo sería un contacto? ¿Qué intenciones tendrían los visitantes? Según Shostak, ya tendremos noticias de ETs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *