Bañeros suicidas? No…

Este increíble informe nos encuentra en el filo exacto del avismo, en las cataratas Victoria, en Zimbabwe, asomado a una caída de agua más de cien metros del altura. El lugar es conocido por los lugareños como Devil’s pool (la piscina del diablo), es frecuentado por intrépidos turistas dispuestos a superar el vértigo con tal de conseguir una buena foto. Un vistazo al siguiente vídeo, os permitirá haceros una primera idea de la sensación que debe producir bañarse en este lugar:

Esta piscina natural está situada cerca de la isla de Livingstone, justo encima de las cataratas Victoria, y debido al caudal del río, solo es posible bañarse en ella entre los meses de septiembre y diciembre. Aunque algunas personas que han visitado el lugar aseguran que es completamente seguro, lo cierto es que hay echarle valor para bañarse en esta piscina sin ser presa de un ataque de pánico. Eso sí, una vez superado el miedo, la vista es sencillamente demencial.

Enlace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *