Amor, lujuria y matrimonio. Diferencias

Amor: Cuando nuestros ojos se encuentran entre la multitud.
Lujuria: Cuando nuestras lenguas se encuentran entre la multitud.
Matrimonio: El cinturón no se encuentra con su correspondiente hebilla alrededor de tu cintura.

Amor: Cuando a un polvo se le llama “hacer el amor”.
Lujuria: Todos los demás.
Matrimonio: ¿Qué es un polvo?

Amor: Cuando discutís el número de hijos que vas a tener.
Lujuria: Cuando discutís acerca de los manchurrones de flujo y semen.
Matrimonio: Cuando discutís sobre dinero.

Amor: Cuando compartís todo lo que tenés.
Lujuria: Cuando pensas dos veces darle dinero a tu pareja para el autobús.
Matrimonio: Cuando el banco es el dueño de todo lo que tenés.

Amor: Cuando no importa que tengas un orgasmo.
Lujuria: Cuando la relación termina si no llegas al orgasmo.
Matrimonio: ¿Orgasmo? ¿Qué es eso?

Amor: Cuando se telefonean el uno al otro únicamente para decir “hola!”.
Lujuria: Cuando se telefonean solamente para organizar un polvo.
Matrimonio: Cuando se telefonean para saber a qué hora empieza el partido de fútbol de tu hijo.

Amor: Cuando escribís poemas sobre tu pareja.
Lujuria: Cuando todo lo que escribís es su número de teléfono.
Matrimonio: Cuando lo único que escribís son cheques.

Amor: Cuando te preocupan los sentimientos de tu pareja.
Lujuria: Cuando te importan una mierda.
Matrimonio: Cuando lo único que te importa es lo que ponen en TV.

Amor: Cuando tu despedida es: “te quiero”.
Lujuria: Cuando tu despedida es: “¿a la misma hora la semana que viene?”
Matrimonio: Cuando la despedida es silenciosa.

Amor: Cuando estás orgulloso de que te vean en público con tu pareja.
Lujuria: Cuando la única vez que ves a tu pareja es en el dormitorio.
Matrimonio: Cuando nunca se ven despiertos.

Amor: Cuando tu corazón palpita al verla.
Lujuria: Cuando tu rabo crece al verla.
Matrimonio: Cuando tu cartera se vacía al verla.

Amor: Cuando nadie más importa.
Lujuria: Cuando nadie más lo sabe.
Matrimonio: Cuando todo el mundo importa y te da igual quién lo sabe.

Amor: Cuando intentás no pensar en una posible ruptura.
Lujuria: Cuando intentás no pensar en una posible relación.
Matrimonio: Cuando tu único pensamiento es intentar aguantar el resto del día.

Amor: Cuando te interesa todo lo que hace tu pareja.
Lujuria: Cuando sólo estás interesado en una cosa.
Matrimonio: Cuando no te interesa lo que hace tu pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *