Alfajor “Capitán del espacio”: Un homenaje a la golosina de culto y a su fundador

El alfajor “Capitán del espacio” se ha convertido, con el paso de los años, en un objeto de culto en la zona sur del Gran Buenos Aires. El creador de esta golosina es Ángel De Pascalis, a quién homenajeamos por su desaparición física, estuvo 50 años al frente de su fabricación.

En este post te invito a conocer algunas claves que han hecho de este alfajor una golosina de culto.

Las claves de Capitán del espacio

1. El dulce de leche: suave, liviano y con una textura que en conjunción con las tapas le dan ese toque característico así como diferencial. Su color marrón claro también es cualidad indispensable en este exitoso alfajor.

2. El baño de chocolate: es único en el mundo de los alfajores. Es suave y no muy dulce, cosa que lo convierte en un alfajor que no empalaga. Pero por sobre todas las cosas es sabroso.

3. El marketing: Nunca vas a ver, ni se vieron, grandes publicidades de “Capitán del Espacio”. El alfajor, que nació en 1962, siempre se promocionó a través del boca en boca, cosa que lo convirtió en objeto de culto entre sus seguidores (está una de las curiosidades más interesantes)

Podríamos decir que es un alfajor revolucionario en cuanto a sus acciones de marketing o “antimarketing” mejor dicho.

Si viviste en la zona sur del Gran Buenos Aires, seguramente tu infancia se vió marcada, en lo que a golosinas respecta, por este genial alfajor creado por el querido Ángel Pascalis.

Otro dato: en Kioscos de la Capital Federal llegaron a poner carteles que decían “No tenemos Capitán del espacio”.

4. Los 80s: los años 80 marcaron el auge de esta golosina, y quiénes vivimos la infancia por esos tiempos es imposible que no los recordemos.

5. La incógnita de su nombre: es incierto y hay muchas teorías. Algunas voces dicen que su nombre está inspirado en la canción de Spinetta “El anillo del Capitán Beto”, que tocaba junto a “Invisible”, otras voces dicen que es una especie de homenaje por la llegada del hombre a la luna.

Lo cierto es que su nombre no tiene un origen conocido, y eso hace que el alfajor tenga un condimento más de misterio y personalidad.

6. Su clásico envoltorio: tuvo pequeñas modificaciones, específicamente en el material de fabricación, pero básicamente siempre fue el mismo diseño y estilo. Un Capitán del espacio puede reconocerse “a una legua de distancia”.

7. En 2006 ganó el mundial de alfajores derrotando a otros tanques del mercado como Terrabusi, Guaymallen y Jorgito.

8. Su eslogan está marcado en la mente de todos los habitantes de Quilmes: “Primeros en la conquista del buen gusto“.

9. Es imposible no reconocer su sabor. Se pueden probar 100 alfajores diferentes y a “Capitán del espacio” se lo puede distinguir fácilmente en todos los sentidos.

10. Llegó a las redes sociales con gran éxito y hasta se comercializa en sitios de subastas.

Capitán del espacio en Facebook

Visita la página

Capitán del espacio en Twitter

Llegó a Trending topic por la desaparición física de su fundador.

La Fábrica

 

Ángel Lineo Pascalis: Su fundador

A quién le dedicamos este pequeño homenaje, gracias por este exquisito alfajor que marcó a varias generaciones!

Un dato: Ángel escribió un libro de poemas llamado “Entre dibujos y letras”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *