3 Razones extrañas de porque tenemos relaciones sexuales

El sexo tiene muchas cosas que ni imaginamos y que la ciencia trata de explicar de forma certera. Muchas de estas cosas son extrañas, curiosas y llaman mucho la atención, por lo tanto en este post he compilado la explicación a tres conductas sexuales explicadas por la ciencia que te van a sorpender.

Gemidos como invitación a tener sexo grupal

Las mujeres sin duda alguna son las que más sonidos emiten al tener una relación sexual. Los sonidos emitidos por las mujeres superan ampliamente a los emitidos por los hombres.

La intensidad de los sonidos en los orgasmos pueden variar de acuerdo a las distintas culturas y algunos sonidos que nacen de la mujer nada tienen que ver con el orgasmo en si y los autores Cacilda Jetha y Ryan Christopher tienen una respuesta a la incógnita.

Para ellos tiene que ver con un comportamiento promiscuo y es una especie de llamado a otros hombres o algo así como un alerta e invitación a participar del acto.

La razón de los orgasmos femeninos

Los orgasmos en el hombre parecen tener un claro objetivo y este tiene que ver con la evolución y mantenimiento de la especie. En el caso de las mujeres los orgamos parecen no tener el mismo sentido.

Según la bióloga Elisabeth A. Lloyd las mujeres tienen orgasmos sin ninguna razón evolutiva o de conservación de la especie sino, todo lo contrario. La bióloga Lloyd dice que la razón de los orgasmos femeninos podría compararse a porque los hombres tienen pezones, es decir están de sobra.

Por tal razón el clitoris tiene la forma que tiene. Realmente sorpresivo concepto no les parece?

¿Tenemos sexo para combatir parásitos?

El intercambio de fluídos propio de acto sexual genera que cada ser humano tenga lo mejor de cada una de las partes, es decir es una especie de mix genético que permite seguir adelante de la mejor manera y venciendo a cualquier tipo de enemigo biológico.

Según una hipótesis denominada Reina Roja, la especie humana esta inmersa en una especie de competencia evolutiva contra otras especies: especialmente los parásitos. Los animales que se reproducen asexualmente no pueden obtener ese mix genético que junta lo mejor de dos partes, por lo tanto es los ubica en desventaja frente a la clase humana, por ejemplo, púes son más vulnerables ante la aparición de parásitos.

Es decir es una especie de carrera armamentista de especies lo que la teoría nos quiere reflejar.

Imágen Simon Howden

¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *